SEGUIMIENTO DE PARTICIPADAS: KUBI WIRELESS.

La empresa Kubi Wireless, S.L., constituida en Barcelona en Junio de 2001 de la mano de su findador Anindya Ghosh, es una de las compañías pioneras en España en el desarrollo de la tecnología WLAN o Wi-Fi de acceso inalámbrico a Internet de alta velocidad. Actualmente, Kubi está participada por las entidades de capital riesgo Invernova, Invertec, Enisa y Finaves.

Kubi se centra en los viajeros de negocios, por lo que sus puntos de acceso o hotspots están situados en la zona de influencia de éstos, como hoteles, aeropuertos, y otros recintos similares. Kubi dispone de 130 hotspots en España gracias a los acuerdos alcanzados con los hoteles Husa, Melia, Rafael o los grupos Abba, Silken y Derbi. Las salas vip de la compañía aérea Spanair en Madrid o Barcelona, el Palacio de Congresos y exposiciones de A Coruña o la Bolsa de Barcelona son otros emplazamientos que se benefician de la tecnología de Kubi. En el extranjero la red Kubi cuenta con más de 200 puntos de acceso distribuidos entre Europa y Norteamérica.

Los acuerdos alcanzados con Toshiba y la operadora de telefonía Vodafone están permitiendo una rápida expansión de Kubi Wireless por todo el territorio nacional y la posibilidad de mejorar sus expectativas en el exterior. Sin embargo, la ofensiva lanzada por Telefónica ofreciendo sus servicios a la cadena hotelera AC, con más de 100 establecimientos, y otras cadenas independientes ha animado el mercado.

Según un estudio elaborado por Toshiba España el mercado español de tecnología inalámbrica

alcanzó un volumen de negocio de 152 millones de euros en 2003, lo que supone un incremento del 175% respecto al año anterior. Se espera que esta cifra se sitúe en los 475 millones de euros en 2004 y en los 2.206 millones de euros en 2007, año en que, por primera vez, la facturación proveniente del entorno doméstico superaría a la facturación procedente del entorno empresarial.

En EE.UU el segmento de las comunicaciones inalámbricas parece que ha llegado a la sobrefinanciación por parte de las entidades de capital riesgo. Así lo afirman desde Apax Partners en New York, que estiman un volumen total invertido de unos 2.500 millones de dólares, mientras que la compañías relacionadas con esta tecnología cifran sus ventas en unos 2.000 millones de dólares.