ENCUESTA SOBRE BUSINESS ANGELS EN EL REINO UNIDO.

Según la National Business Angels Network (NBAN) existen aproximadamente 18.000 ángeles en el Reino Unido que invierten unos 500 millones de libras en 3.500 empresas al año.

Investor Purse 2003 Business Angel Survey es una encuesta realizada en 2003 que recoge la experiencia y puntos de vista de una muestra de unos 1.500 business angels establecidos en el Reino Unido, en un intento por arrojar algo de luz a este particular segmento de adinerados inversores particulares.

Entre los resultados del estudio cabría destacar que el 30% de los inversores encuestados invirtieron en el 90% de las compañías pertenecientes a los segundos mercados AIM y OFEX. Tan sólo el 5% de la muestra se correspondía con inversoras, mientras que el 70% manifestaron tener experiencia en la dirección de empresas. Cerca del 75% de los encuestados tenían al menos dos años de experiencia inversora y un 40%, más de cinco años de experiencia.

Una de las características de este tipo de inversores radica en que suelen invertir en compañías que se encuentran relativamente cerca de su lugar de residencia. Sin embargo, el 53% de los ángeles de la muestra manifestaron invertir en todo el Reino Unido e inclusive en el extranjero, mientras que el 17% y el 30% invirtieron en un radio de 50 y 150 millas, respectivamente.

Las principales tres razones esgrimidas por los inversores encuestados para dedicarse a esta actividad fueron por orden de importancia: las mayores expectativas de rentabilidad (24%), la diversificación de la cartera de inversiones (13%) y la puesta en funcionamiento de un capital excedentario (11%). Las ventajas fiscales asociadas a este tipo de inversiones obtuvieron un porcentaje marginal.

El 60% de los ángeles de la muestra prefirieron invertir sus propios recursos o utilizar sus propios vehículos de inversión, aunque alrededor del 55% se interesó por la inversión sindicada con algún otro inversor.

Un aspecto que quedó refrendado en el estudio fue la inclinación de los business angels por la inversión en empresas que se encontraban en sus primeras etapas de desarrollo, alcanzando el 65% de las respuestas. Los sectores más atractivos resultaron ser la salud, biotecnología, software, servicios profesionales y electrónica.

Del estudio también pudo extraerse que el 22% de los inversores reconocieron pedir asesoramiento cuando entra en juego alguna inversión tecnológica. Otros campos en los que solicitaron ayuda fueron el marketing (18,6%) y las finanzas (17,3%).

Asimismo, en el estudio quedó constancia de la preferencia de este tipo de inversores de buscar sus propias inversiones o beneficiarse de la interacción en redes de ángeles. El e-mail fue la herramienta utilizada por el 40% de los encuestados para la recepción de planes de negocio en los dos últimos años.

Respecto a los planes de negocio, el 84% de los inversores consultados calificaron los planes recibidos como muy pobres, tan sólo el 16% superaron el aprobado y ninguno se calificó como excelente. Esto explica que únicamente el 2% de los proyectos presentados obtenga financiación.