LAS FONDOS QUADRANGLE, HELLMAN & FRIEDMAN, JP MORGAN Y CANDOVER PODRÍAN ADHERIRSE A LA OFERTA DE ONO POR AUNA TELECOMUNICACIONES.

Las entidades estadounidenses de capital riesgo Quadrangle, Hellman & Friedman y JP Morgan Private Equity, y la británica Candover podrían adherirse a la oferta que lidera el cableoperador español ONO para hacerse con la filial de cable del grupo Auna, Auna Telecomunicaciones.

De este modo, en la oferta de ONO podrían intervenir hasta ocho entidades de capital riesgo, si a presencia fija de los fondos Providence y Carlyle se añadieran Permira y Blackstone con una extensión a la banda ancha de su oferta por Amena.

Para financiar la operación se realizaría una ampliación de capital de, al menos, 1.300 millones de euros. A ésta, no acudirían algunos accionistas de ONO, como Ferrovial y la Caisse de Quebec, si la valoración de Auna Telecomunicaciones no cubre sus expectativas.

Por otra parte, el consorcio formado por CVC Capital Partners, Cinven Ltd. y Apax Partners, que se habían interesado en la compra del grupo de telecomunicaciones Auna, decidieron no presentar una propuesta conjunta. Esto no significa que no pudieran incorporarse individualmente a alguno de los dos grupos que se mantienen en la subasta. El primero de ellos lo forman KKR, Goldman y BC Partners, que ofreció inicialmente unos 12.500 millones de euros, mientras que en el segundo participan Providence, Carlyle, Blackstone y Permira.

Los socios del grupo Auna (Santander, Endesa y Unión Fenosa) manifestaron su satisfacción con las ofertas preliminares realizadas sobre el hólding y esperan que las ofertas vinculantes se muevan en los mismos niveles.