EL EQUIPO DIRECTIVO DE OCCIDENTAL PODRÍA RECOMPRAR LA COMPAÑÍA CON AYUDA DEL CAPITAL RIESGO.

Según informa el diario económico Cinco Días, el equipo directivo de la cadena Occidental, dirigido por Gregorio de Mario, pretende hacerse con el porcentaje que está en venta del resto de los socio presentes en la misma: la Caixa y Mercapital, que tiene cada uno el 30% de la empresa.

La operación la realizarán junto a dos fondos de inversión que serán los que aporten la financiación para adquirirla. Precisamente hace unas semanas todos los accionistas de Occidental, incluso sus directivos decidieron poner a la venta sus participaciones en la cadena tras los problemas vividos en los últimos dos años.

La oferta dirigida por los ejecutivos de la compañía tiene un plazo de un mes para que el resto de los accionistas la valoren.

La Caixa posee el 30% de la empresa, el equipo directivo el 25%, y las familias Lara, Lladró y García Baquero, el 15% restante. El mandato de venta se otorgó a Goldman Sachs el pasado 18 de enero. Los posibles compradores del grupo hotelero deberán asumir la deuda financiera neta consolidada de Occidental y Soteltur, cifrada en 272 millones de euros. Además, deberá absorber la deuda de Mercapital que se sitúa en 21 millones.

Con ello, se pretende poner fin a una etapa de intentos fallidos de venta, por la que han ido pasando grupos hoteleros y de capital riesgo interesados, como NH, Sol Meliá, Barceló o el fondo de capital riesgo Carlyle. De hecho, éste último grupo inversor estuvo a punto de adquirir el 40% de la cadena vacacional en 2005. Al final, los socios de la compañía dieron por concluidas las negociaciones por discrepancias en el precio final. La empresa, con importantes activos en el Caribe, sufrió las consecuencias de los huracanes en el proceso de venta, lo que provocó un problema en la valoración de activos. Con la operación, Occidental pretendía llevarse 700 millones más el cobro de la deuda. El pasado año, Occidental volvió a la carga y Mercapital puso su participación a la venta. Tampoco hubo éxito en este proceso de venta que dura más de dos años.